Soy parte de tu ejército

No sé si soy cabo o sargento o general o algo distinto, no sé con certeza siquiera que rangos tienen más valor que otros. Lo que si sé es que todos estamos dispuestos a ganar esta batalla y que hay millones a mi lado esperando usar ya las armas que se nos han proporcionado.

Sí, todos tenemos armas. Quizá el instrumento más poderoso de todos, si no lo tienes es quizá porque no la has demandado. Lo único que necesitas es demostrar que eres mayor de edad y que eres capaz de usarlo apropiadamente.

Ve las noticias: a estas fechas, hay líderes y mucha gente todavía arriesgando su vida y algunos de ellos muriendo con tal de obtener éste tipo de armas, o algo semejante por lo menos. Los héroes nacionales de la mayoría de los países de primer mundo, y aquellos en vías de desarrollo, pelearon y muchos murieron para que nosotros obtuviéramos éstas armas. Hay miles de millones de personas en el mundo para quienes las mismas son solo un sueño; muchas más desconocen su existencia.

Pero tú y yo y millones más como nosotros contamos con ella: el voto.
Según The Economist Intelligence Unit, al final del 2011 solo 11% de la población mundial vive en democracia plena, otro 37% lo hace en democracias con faltas, y el resto del mundo no experimenta dicho gobierno. Eso significa que cerca de cuatro mil millones de personas no tienen acceso a lo que para nosotros es un simple trámite más: el voto.
No dejes de usarlo; es ahora no solo un privilegio, sino una necesidad de cambios que necesitamos afectar. Conviértete en líder y conmina a todos tus conocidos a que voten. Platica tus puntos de vista, escucha los de ellos, manifiéstate aunque sea por Internet. Es necesario, es crítico ahora y no hay ya excusas; es no solo por y para nosotros mismos, sino también por nuestros países y toda nuestra gente que ha sufrido ya tanto.

La lucha comenzó hace tiempo: la estrategia dicta analizar partidos y candidatos y seguir al tanto de cada uno de sus movimientos actuales y pasados, y también sus intenciones. La gente que les rodea debe ser muy tomada en cuenta también. No es tarde para informarnos de todo ello y poder tomar la mejor decisión. Estamos muy a tiempo de platicar con los demás y correr la voz de que nuestro ejército tiene todas las de ganar. Solo es cuestión de usar nuestra arma democrática, la única que tenemos pero también la más eficaz.
Si el partido en el poder ha de continuar o debemos cambiarlo, que sea porque estamos convencidos de que los candidatos y sus equipos son la mejor opción. Es nuestro decreto y de nadie más.
Hay únicamente un reto aquí: solo tenemos un disparo, así que éste debe ser preciso. Es por eso que debemos seguir la estrategia tan continuamente como nos sea posible.

Por favor ayúdame. Hagamos algo que marcará la historia de nuestra gente, te lo pido como hijo, hermano, esposo, amigo y sobre todo como alguien desamparado en impotencia, sediento de justicia y descobijado de esperanza. Alguien que hoy necesita de todo tu apoyo.

Por favor, de verdad, haz un pequeño esfuerzo y ayúdame a dirigir tu ejército de paz y confianza hacia la victoria. En esta entrega, yo estoy a tu lado hasta el final.

Acerca de Amanuense Propio

Escritorcito
Esta entrada fue publicada en Peticiones y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Soy parte de tu ejército

  1. Pingback: El Poder que Tenemos | Amanuense Propio

  2. Pingback: Mi Voto No Cuenta | Amanuense Propio :: Escritor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s