La importancia de lo urgente

Me encuentro en una encrucijada de muchos picos. Es ésta una fecha en que hay tantas cosas por hacer, unas aparentemente más importantes que otras, pero esas otras cargando un peso específico tan grande que muestran una urgencia a la cual hay que atender para que la continuidad de la vida permanezca por muchos años más.

Lo malo es que no hay forma de comparar medidas o encajar parámetros similares a cada una de dichas situaciones. Me encuentro totalmente perdida, paralizada, no hay forma de determinar cuál es mi mejor opción, tampoco de darme cuenta que es lo primero que debo solucionar para que lo demás vaya saliendo de la mejor forma posible.

¿Qué hace una cuando las respuestas son meramente individuales y no brotan en el momento preciso? ¿Cómo se continúa desde aquí?

Se me figura estar en una de esas cavernas que salen en las películas con más de dos continuaciones, en donde los héroes determinan basados en la que se ve más obscura o tenebrosa o ilógica, y siempre terminan atinando.

Pero no estoy en una película, y en mí caso las entradas se ven tan similares: todas igual de tenebrosas, obscuras e ilógicas. En fin.

Claro, mi dilema no es cuestión de vida o muerte, pero si lleva bastante carga de riesgo en cuestiones personales, laborales y familiares.

Ya casi agoto los recursos de auto-convencimiento, esos que me dicen que paso a paso se sale del atolladero, o que con calma nos amanecemos, y muchos otros de similar índole. Aun así sigo sin tomar decisiones y prácticamente, estancada en el mismo lugar.

Así que tendré que (probablemente) dejar de publicar éste tipo de notas y otro tipo de actividades semejantes por un buen tiempo. Aunque no quisiera hacerlo, de alguna forma me relaja el estar plasmando ideas, sentimientos, pensamientos, ocurrencias y toda esta sarta de artículos que no tienen lectores, pero que me sirven para olvidarme aunque sea por unos minutos, de problemas chicos y grandes.

Bueno, pues… esperando sea pronto, hasta la próxima.

Acerca de Amanuense Propio

Escritorcito
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La importancia de lo urgente

  1. D. Lara dijo:

    Creo que para poder atender tanto lo importante como lo urgente, es esencial estar bien uno mismo. Así que éste podría ser el asunto con mayor prioridad… Tomar aire, después de cierta cantidad de brazadas, es imprescindible para un nadador, por rápido que quiera llegar a la meta o por lejos que aún esté de ella. No te olvides de tomar “aire”, cualquiera que sea su forma (darte unos minutos para escribir, para leer, para escuchar música, para contemplar un paisaje o qué se yo). Seguramente, después de hacerlo, tu mente estará más clara y por muy semejantes que las bifurcaciones parezcan, tú intuirás por dónde ir…

    Nota: si yo estoy aquí escribiendo un comentario, significa que al menos hay alguien que lee tus notas y encuentra algo en ellas de su interés… 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s