Tiempo acumulado

¡Qué barbaridad! Checo la última nota y caigo en cuenta que ha pasado más de un mes sin que me siente a escribir como es debido. ¿Cómo es posible?

Tal parece que la alineación de planetas, la economía mundial, o la tardía primavera -o cualquier otra excusa- ha de estar inmiscuyéndose donde no se le llama. A veces parece que la vida definitivamente tiene planes muy distintos a los que una prepara, cree o sueña. Que si las elecciones, que si el trabajo, que si las vacaciones, que si el relajo, que si las tentaciones, que si… ¡al carajo! No hay ya pretextos o a qué o quiénes apuntar con el dedo y decir  es la culpa de esto, esa o aquello.

Lo que sí sé es que el más preciado recurso no renovable se me escapa de las manos más rápidamente que cualquier otro elemento, tácito o no.

No creo ni pretendo argumenta que es tiempo perdido el dedicado a la familia, el trabajo, el estudio o simplemente al asueto; pues supongo que de alguna forma cada cosa tiene su lugar en el tren de la vida; lo que sí sucede es que me parece que no hay un orden que uno pueda predecir o alterar de forma significante como para holgarse y hacer las cosas que una quiere hacer en el momento o rato que una pretende y planea. Siempre ha de ser después de X, Y y Z; y a veces, hasta W.

Me gustaría escribir una larga nota al respecto, pero desafortunadamente solo tengo un minuto más para esto. Así que  ¡hasta la próxima!

Acerca de Amanuense Propio

Escritorcito
Esta entrada fue publicada en Ideas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s